Autobombo (3)

Montaje y reparación de veletas (relatos cortos) ya está disponible en tapa blanda. La portada, que ha sido manual, ha quedado bien, al menos, como cabía esperar. El lomo da el pego. La contraportada, que era casi automática, ha quedado algo regular. De todo se aprende. Lo importante, en cualquier caso, está dentro de esa cubierta. Se permite, hasta lo que sé, reaprovechar el forro de algún libro de texto. Nada, tampoco es para tanto. Además, qué bonito, muestra el encanto de un primer intento.

Autobombo (2)

Dos jóvenes, con sus fantasmas y fantasmadas, en «La noche de la que hablaremos». Una amante ante otra amante en «Mi vida como araña». Un contratiempo soviético en «El vodka como estereotipo». Los nervios de un diseñador con el teletrabajo en «Inmejorablemente imperfecto». El paciente frente a su amor platónico en «La cosificación». Un hito prehistórico en «Una historia sobre la prehistoria». El huerto urbano como escapatoria en «La moda es el desapego de lo inmediato». La ludopatía anónima en «Patricia no se llama Patricia». Los hijos como excusa para la avaricia en «Tosidos falsos». Un trayecto de veinte relatos breves con parada en veinte rinconcitos inigualables.