Las vacaciones

El regusto de vómito con galletas. El tacto arenoso en las páginas del periódico. Una cerveza bien tirada y unos fritos. Los chillidos de unos guiris que juegan con cubitos de hielo bajo su ropa interior. El cuerpo de policía en pantalón corto. El tufo de los que pagan por humo. Son las once de la mañana. La playa de Levante, más fiestera que la de Poniente, necesita su trago matutino de alguna basura energética.