Día de sustos

Has infartado dos palomas blancas
de un mismo susto.
La paz no tenía la culpa
de tu mal gusto por Halloween.
Tú no elegiste dar miedo.
La abuela te quiere recordar
la cadenita de la comunión,
pero recordar ya, la pobre, no.
Te ha llamado como a tu padre
y te ha preparado, sin prepararte,
una tortillita francesa.
Le has dado las gracias
y has visto su cabeza caer.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .