El juez

Aquel día Uglu Virtanen juzgaba un caso complicado. Dos damas reclamaban la maternidad de un mismo niño. Uglu Virtanen dictó que el crío fuera dividido en dos partes, una para cada mujer. Cuando el bebé fue partido, una de las madres lloró desconsolada pues su fracción de hijo parecía ligeramente más pequeña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .