El traductor

Aquella tarde Uglu Virtanen traducía las obras completas de un filósofo extranjero. En uno de los volúmenes, exploró una idea chocante. Se podía dar por verdadero lo evidente. Se podía considerar evidente lo que era claro y distinto. Para Uglu Virtanen esta idea era oscura y confusa. Intentó reducirla a ideas más simples que arrojaran claridad y distinción. No tuvo éxito. Finalmente, concluyó que la idea se oponía a sí misma. Por eso, la aceptó.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .