El galán

Aquel día Uglu Virtanen tenía que morir. La muerte no faltó a su encuentro. Secretos de ultratumba, la muerte era enamoradiza. Se prendó de Uglu Virtanen y hubo correspondencia. Vivieron su amor. Obviamente aquella dama no podía eludir su naturaleza lúgubre. En su desesperación, la triste enamorada urdió su desenlace. Se suicidó para no sacrificarlo. Cuando Uglu Virtanen se enteró, intentó matarse, pero fue incapaz puesto que la muerte yacía sin vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .