Música para confinarse (2)

«Dirty Blvd» es el relato de un niño, sin sueños, que sueña con crecer y matar a un padre que lo maltrata. Una maravillosa creación, un texto doloroso, una descripción oscura, una inmensa interpretación, otra genialidad de Lou Reed. Su versión de estudio, en el «New York» (1989), conmueve. Existen, a lo largo de los años, distintas versiones en directo; personalmente me quedo con la del «Animal Serenade» (2003) por la potencia e intensidad que alcanza a mitad de actuación. Al final de la canción, a propósito de un libro de magia, aparece la esperanza de escapar volando del bulevar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .